Rocket Lab atrapa con éxito el propulsor de su cohete Electron en el aire con un helicóptero

La empresa aeroespacial estadounidense Rocket Lab atrapó por primera vez el propulsor de su cohete Electron en el aire con un helicóptero.

Después de su lanzamiento al espacio, la primera etapa del Electron regresó a la Tierra en paracaídas. 

A casi 2.000 metros de altura, el helicóptero Sikorsky S-92 se reunió con el propulsor y utilizó un gancho para capturar la cuerda del paracaídas.

Posteriormente, los pilotos debieron descargar la parte del cohete, ya que detectaron “características de carga diferentes a las experimentadas previamente en las pruebas”.

Sin embargo, el propulsor se hundió de manera segura en el mar y luego fue rescatado por un barco.

El lanzamiento del cohete Electron, que formó parte de la misión ‘There and Back Again’ (‘Allí y de regreso’), desplegó en la órbita con éxito 34 satélites de distintos operadores comerciales desde la península de Mahia, en Nueva Zelanda.

Desde Rocket Lab señalaron que la captura en el aire del propulsor es un “hito importante” para lograr que el cohete sea reutilizable para aumentar la frecuencia de los lanzamientos y reducir costos.

“Traer un cohete del espacio y atraparlo con un helicóptero es una especie de ‘ballet’ supersónico”, expresó el fundador y director ejecutivo de la empresa aeroespacial, Peter Beck. “Tienen que alinearse muchos factores y tienen que funcionar juntos sin problemas muchos sistemas”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *