Estados Unidos calificó de “extorsión nuclear” el plan del régimen iraní de enriquecer uranio por encima del 20%


Visitas :
5.567

Estados Unidos calificó de “extorsión nuclear” el plan del régimen iraní de enriquecer uranio por encima del 20%

Un portavoz del Departamento de Estado norteamericano sostuvo, no obstante, que los intentos de la República Islámica de desarrollar armas nucleares “seguirán fracasando”.

El gobierno saliente del presidente estadounidense Donald Trump denunció este lunes el plan del régimen de Irán de intensificar su enriquecimiento de uranio como una “extorsión nuclear”, una medida considerada por los expertos como un intento de presionar al mandatario electo Joe Biden.

“Irán enriqueciendo uranio al 20% en [la planta subterránea de] Fordo es un claro intento de incrementar su campaña de extorsión nuclear, un intento que seguirá fracasando”, afirmó un portavoz del Departamento de Estado.

En mayo de 2019, un año después de que Estados Unidos se retirara unilateralmente del acuerdo nuclear de Irán de 2015 y reimpusiera fuertes sanciones económicas a la República Islámica, Teherán comenzó a romper sus principales compromisos en virtud del pacto.

Y este lunes, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que el régimen de Irán había iniciado el proceso para producir uranio enriquecido al 20% en Fordo, una nueva violación del acuerdo de 2015.

La República Islámica de Irán siempre ha negado querer dotarse de armas atómicas, como aseguran Estados Unidos e Israel, sus principales enemigos.

Algunos expertos ven esta reacción estadounidense como un intento del gobierno de Trump de presionar a Biden sobre este tema.

La asunción del cargo por parte del demócrata, programada para el 20 de enero, es considerada prometedora para los partidarios del acuerdo, muy decididos a salvarlo.

El pacto de 2015 fue alcanzado tras años de duras negociaciones entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de seguridad de la ONU (Reino Unido, China, Francia, Rusia, Estados Unidos), así como Alemania. En ese entonces, Barack Obama era el presidente de Estados Unidos, y Biden el vicepresidente.

El régimen de Irán inició este lunes el proceso para producir uranio enriquecido al 20% en la planta subterránea de Fordo, su principal medida para desvincularse del acuerdo nuclear anunciada en un contexto de fuertes tensiones con Estados Unidos.

En mayo de 2019, un año después de la retirada unilateral de Washington de este acuerdo y la reimposición de sanciones de este país contra Irán, Teherán comenzó a liberarse de sus principales compromisos, incluido el límite de la tasa de enriquecimiento de uranio.

“El proceso para producir uranio enriquecido al 20% ha comenzado en el complejo de Shahid Alimohammadi (Fordo)”, situado a 180 kilómetros al sur de Teherán, declaró el portavoz del gobierno, Ali Rabii, citado en la página web de la televisión del Estado.

El presidente iraní Hassan Rohani dio la orden “estos últimos días” y “el proceso de inyección de gas comenzó hace algunas horas”, agregó.

Irán informó a finales de diciembre al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre su voluntad de producir uranio enriquecido al 20%, el nivel de antes a la conclusión del acuerdo internacional firmado en Viena en 2015.

Este lunes, el OIEA confirmó el anuncio de Teherán. “El director general, Rafael Mariano Grossi, informó a los Estados miembros del OIEA que Irán comenzó a alimentar de uranio ya enriquecido a 4,1% seis cascadas de centifugadoras (…) con el objetivo de subir a 20%”, dijo el organismo de la ONU en una declaración transmitida a la agencia AFP.

Según el último informe disponible de la agencia de la ONU, publicado en noviembre, Teherán enriquecía uranio a un grado de pureza superior al límite previsto por el acuerdo (3,67%), pero no superaba el umbral del 4,5%, y seguía cumpliendo con el estricto régimen de inspecciones del OIEA.

Pero, tras el asesinato a finales de noviembre cerca de Teherán del físico nuclear iraní, Mohsen Fakhrizadeh, el Parlamento iraní (de mayoría conservadora) adoptó una controvertida ley para producir y almacenar al menos “120 kg al año de uranio enriquecido al 20%” y “poner fin” a las inspecciones del OIEA sobre las actividades nucleares iraníes.

La Unión Europea ya advirtió que el enriquecimiento al 20% “constituía un desvío considerable” de los compromisos iraníes “con serias implicaciones en materia de no proliferación”.

“No hay que dramatizar. El programa nuclear sigue siendo totalmente transparente y verificable. Debemos concentrarnos en la manera de restablecer la aplicación global del acuerdo”, afirmó por su parte el embajador ruso ante el OIEA, Mijail Ulyanov.

Para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el anuncio iraní reflejaba “las intenciones (de Irán) de desarrollar su programa nuclear militar”.

Este anuncio se produce en un contexto de grandes tensiones, tras el primer aniversario de la muerte del general iraní Qassem Soleimani en un ataque estadounidense hace un año en Bagdad, al que Teherán prometió “vengar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>