OJO: Ketoconazol: indicaciones y contraindicaciones

OJO: Ketoconazol: indicaciones y contraindicaciones

El ketoconazol es un medicamento que se utiliza para combatir infecciones provocadas por hongos. Por lo tanto, el ketoconazol es un fármaco antifúngico. Pertenece a la familia de los imidazoles, donde también se encuentran otros medicamentos como el clotrimazol, el fluconazol o el imidazol.

Este medicamento es activo por vía oral, aunque en Europa solo está comercializado para las infecciones fúngicas por vía tópica, por riesgo de hepatotoxicidad. Presenta la propiedad de inhibir la síntesis de los corticoides a nivel adrenal y, a dosis superiores, inhibe la actividad de los hongos patógenos.

Algunos de los hongos sobre los que es efectivo el ketoconazol son, entre muchos otros:

  • Candida albicans.
  • Aspergillus famigatus.
  • Microsporum gypseum.
  • Malassezia furfur.

Como podemos ver, el ketoconazol se utiliza para tratar las infecciones por Candida albicans, así como las provocadas por otros hongos que pertenecen a este género. Son los responsables de producir la conocida candidiasis.

Por ello, empecemos por ver las características generales de esta infección para poder entender mejor el efecto del ketoconazol, así como las propiedades de este medicamento.

Características generales de la candidiasis

Qué sabes de la candidiasis vulvovaginal

La candidiasis es una infección fúngica o micosis producida por cualquiera de las especies Candida. No solamente la produce el hongo Candida albicans, que es el más conocido entre la población en general.

La localización de la infección más común es la vagina. No obstante, también puede afectar a otras partes del cuerpo. Suele producirse cuando las defensas del cuerpo están debilitadas y no son capaces de mantener a los hongos que habitan en estas partes del cuerpo bajo control.

Por otra parte, mencionar que el 75 % de las mujeres sufren al menos una vez en la vida esta infección, y el 50 % de estas la padecen de forma recurrente. Es importante conocer que no se trata de una enfermedad de transmisión sexual, aunque sí que se puede contagiar a la pareja sexual, en caso de que se padezca la infección.

Hoy en día, disponemos de un arsenal terapéutico muy eficaz para tratar los síntomas de esta infección, entre los que cabe destacar:

  • Picazón.
  • Sensación de ardor, sobre todo al orinar o al mantener relaciones sexuales.
  • Sarpullido vaginal.
  • Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor.

¿Cómo lleva a cabo el ketoconazol su efecto en el organismo?

Este fármaco es eficaz frente a las infecciones fúngicas porque es capaz de inhibir la síntesis de la membrana celular de los hongos. En concreto, el ketoconazol inhibe la síntesis del ergosterol, que es una sustancia imprescindible de la membrana fúngica.

Para ello, interacciona con una enzima llamada 14-α-desmetilasa. Esta enzima es necesaria para convertir el lanosterol en ergosterol. De esta forma, al no poder sintetizarse ergosterol a partir del lanosterol, no se puede crear la membrana fúngica y el hongo muere.

Además, tal y como hemos comentado al inicio del artículo, el ketoconazol también puede afectar a la síntesis de las sustancias corticoides. En este sentido, se trata de un medicamento que presenta una actividad muy potente a la hora de inhibir la síntesis de tromboxano. Se utiliza, en ocasiones, por vía oral para el tratamiento del síndrome de Cushing.

Por esta razón, también se ha utilizado con el fin de prevenir el síndrome del distrés respiratorio en el adulto, especialmente en pacientes que presenta un alto riesgo.

Lee también: Fluconazol: utilidad y efectos secundarios

Contraindicaciones del ketoconazol

ketoconazol

A la hora de administrar este medicamento, es muy importante tener en cuenta las reacciones adversas que puede producir, así como las situaciones en las que está contraindicado su uso.

En cuanto a las contraindicaciones, se trata de un medicamento que requiere un medio ácido para su disolución y absorción, por lo que en los pacientes que presentan aclorhidria o hipoclorhidria el antifúngico no puede alcanzar los niveles plasmáticos requeridos para ejercer su efecto.

Además, se metaboliza por el hígado, por lo que los pacientes que tengan daños hepáticos, pueden ver agravados sus problemas con el uso de este antifúngico.

Su uso también está contraindicado en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. La razón de ello es que se encuentra dentro de la categoría C de riesgo de embarazo, ya que se han observado efectos teratógenos en animales en los estudios realizados. El ketoconazol se excreta en la leche materna y puede provocar ictericia nuclear en el bebé lactante.

Por otra parte, en cuanto a las reacciones adversas más habituales que puede desencadenar este fármaco, podemos mencionar:

  • Náuseas y vómitos.
  • Hepatotoxicidad.
  • Disminución de la líbido, por su efecto en la síntesis de las hormonas.
  • Fotofobia.

Descubre también: Medicamentos permitidos en el embarazo

Conclusión

El ketoconazol es un medicamento muy utilizado para combatir infecciones fúngicas. Sobre todo, se utiliza para el tratamiento de la candidiasis, una enfermedad que afecta a muchas mujeres y que no es una enfermedad de transmisión sexual.

A la hora de iniciar el tratamiento con este medicamento, hay que tener en cuenta tanto las posibles reacciones adversas como las situaciones contraindicadas. Te recomendamos que consultes con el médico o con el farmacéutico cualquier duda que tengas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *