¿Cuál es la función del zinc en el cuerpo?

¿Conoces cuál es la función del zinc en el cuerpo? Este mineral es esencial y de suma importancia para el organismo, por lo que hay que aportarlo en cantidades adecuadas en la dieta.

Debido a que este nutriente tiene un rol específico en más de 300 enzimas, participa en todas las reacciones bioquímicas del cuerpo humano. Por ende, los valores de zinc tienen un efecto directo en el crecimiento, el desarrollo, el comportamiento neurológico y el sistema inmune.

¿Cuál es la función del zinc?

Tanto el zinc, como el cobre y el selenio, intervienen en procesos necesarios para el desarrollo de la vida. De hecho, este elemento se encuentra presente en todos los órganos, tejidos, fluidos y secreciones del cuerpo humano.

Tiene funciones catalíticas, aumentando la velocidad de las reacciones químicas. Del mismo modo, cumplimenta roles estructurales y reguladores. Según el estudio El zinc: oligoelemento esencial actúa en la función cerebral, donde ejerce un efecto modulador en la comunicación neuronal.

También mantiene la integridad de la membrana celular y el equilibrio de los tejidos. En el hueso, en particular, es un constituyente de la matriz ósea ayudando a la formación de nuevos osteoblastos.

Tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y evita el daño celular. Es un agente regulador en diferentes mediadores de la inmunidad, pues interviene en la activación, el crecimiento y el funcionamiento de las células inmunes. Por todo ello, favorece la cicatrización de las heridas.

En el aparato cardiovascular regula la presión sanguínea. Por ello, actúa sobre la función cardiorrespiratoria y en la promoción de fuerza en personas sanas y en atletas. En estos casos, la suplementación con zinc también tiene efectos positivos para el entrenamiento.

Es indispensable, por otro lado, para que funcione el sentido del gusto, lo que estimula el apetito. En la recuperación de pacientes que sufren de anorexia nerviosa, la suplementación con zinc promueve la ganancia del peso y mejora los síntomas de ansiedad y depresión.

Las funciones del zinc en el cuerpo son variadas, desde la regulación del gusto hasta el mantenimiento de la presión arterial.

Ver también: ¿Cómo actúan y cuál es la función de las proteínas en el cuerpo?

¿Cuánto zinc se necesita?

En general, el 83 % del zinc que tenemos en el cuerpo se encuentra en las células que constituyen los músculos y los huesos. Debido a que no existe un lugar específico que funcione como reserva de este nutriente, no hay manera de compensar las deficiencias dietéticas.

Según diversos estudios, la cantidad diaria que se necesita depende de la edad. En el caso de un adulto, este valor se sitúa entre 8 y 11 miligramos al día para las mujeres y para los hombres, respectivamente. Asimismo, hay etapas como la gestación y la lactancia en las que las necesidades aumentan hasta los 13 miligramos diarios.

Adicionalmente, los lactantes alimentados con biberón presentan un requerimiento más alto, debido a la menor biodisponibilidad de este mineral en las fórmulas lácteas infantiles.

¿Cuáles son las fuentes dietéticas?

Por fortuna, este nutriente está distribuido de manera extensa en diferentes alimentos, pero tal como ocurre con otros elementos, el contenido del mismo es variable. En este sentido, las principales fuentes dietéticas son las siguientes:

  • Productos de origen marino, sobre todo los mariscos (ostras y crustáceos).
  • Carnes, en particular órganos y músculos de vacunos, porcinos, aves y pescados.
  • Derivados lácteos y huevos.
  • Alimentos de origen vegetal, como los cereales integrales, legumbres, nueces y semillas.

Este mineral se encuentra unido a las proteínas y los ácidos nucleicos, por lo que su biodisponibilidad va a estar condicionada a ello. Así pues, el zinc procedente de los vegetales se absorbe menos, debido a la presencia de ácido fítico, sustancia que forma complejos insolubles que dificultan su absorción intestinal.

Descubre más: ¿Qué son los antinutrientes?

¿Qué pasa si no se consume suficiente zinc?

Al ser un nutriente presente en diversas fuentes dietéticas, la deficiencia es rara. Sin embargo, esto no quiere decir que no ocurra. Según datos extraídos del National Institute of Health, su déficit provoca alteraciones en todas aquellas reacciones en las que interviene. Puede llegar a repercutir en las siguientes formas:

  • Disminución del ritmo de crecimiento de los bebés y niños.
  • Retraso en el desarrollo sexual en los adolescentes, como así también impotencia en los hombres.
  • Pérdida del cabello, lesiones en los ojos y la piel.
  • Caída del apetito, diarrea y disminución del peso corporal.
  • Reducción del sentido del gusto y de los niveles de concentración.
  • Depresión de la función inmune.
Funciones del zinc en el organismo
El zinc se obtiene de los alimentos y su deficiencia, aunque rara, atrae trastornos de diversa índole.

Función del zinc: ¿qué recordar?

Como verás, este mineral tiene acciones diversas en el organismo, por lo que su aporte debe ser adecuado en todas las etapas de la vida. Para asegurar que estás cubriendo tu recomendación diaria, es aconsejable que consultes con un profesional de la nutrición para que te asesore mejor al respecto.

Desde el sentido del gusto hasta la actividad del sistema inmune, el abanico de procesos que dependen de los niveles de zinc es amplio. La alimentación variada debería ser suficiente para cubrir estos requerimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>