ATENCIÓN: ¿Qué es un herpes labial?

ATENCIÓN: ¿Qué es un herpes labial?

El herpes labial es una infección que se puede producir en los labios, encías o boca en general. Está producido por el virus del herpes simple. La lesión suele ser vesiculosa con pequeñas ampollas. Existen dos cepas de este virus, el VSH-1, causante del herpes labial y el VSH-2, causante del herpes genital.

De acuerdo con información en BMJ Clinical Evidence, entre un 20 % y 40 % de los adultos resultan afectados en algún momento. Sin embargo, la infección primaria suele ocurrir en la infancia y se cree que el virus permanece latente en el ganglio trigémino.

Causas del herpes labial

Tras superar los síntomas de la primera infección, el virus queda letargado en el organismo, cuando el virus vuelve a activarse, produce de nuevo esas lesiones vesiculosas, denominadas calenturas.

El contagio de este virus es muy fácil durante la presencia de las lesiones, solo es necesario un contacto físico con otra persona para que el contagio se produzca. No es un virus de carácter hereditario.

También el uso de objetos que hayan estado en contacto con la lesión puede producir el contagio, tales como hojillas de afeitar, toallas, pintalabios, etcétera.  Según la OMS, cerca de 3700 millones de personas con edad por debajo de 50 se encuentran infectadas en todo el mundo.

Herpes labial en niños
A menudo, la infección primaria por herpes ocurre en la infancia. Sin embargo, el virus permanece latente y puede repetirse la infección ante determinados estímulos.

Factores de riesgo

Existen factores que presentan algunas personas y que favorecen la aparición de este virus, como por ejemplo:

  • Personas con el sistema inmunológico deprimido.
  • Pacientes con enfermedades inmunitarias, como VIH/SIDA.
  • Personas que presentan quemaduras graves.
  • Pacientes bajo el tratamiento de quimioterapia.
  • Aquellas personas que se encuentren bajo el tratamiento de medicación para evitar el rechazo de trasplantes.

Te puede interesar: Herpes en niños: ¿cómo tratarlo?

Síntomas del herpes labial

Pueden ser leves o graves, dependiendo de cada persona, incluso pueden llegar a ser asintomáticas. Los primeros síntomas suelen aparecer tras 1-2 semanas después del contagio y suelen durar normalmente entre 7 y 15 días.

Los síntomas más comunes son:

  • Picor en la zona de la lesión.
  • Calor local.
  • Aparición de ampollas: suelen aparecer en la unión entre el labio y la piel
  • Hormigueo en la zona cercana a los labios: comúnmente antes de la aparición de la lesión.
  • Hinchazón en los labios.
  • Supuración y costras: las ampollas pueden unirse y explotar, segregando líquidos y formando una posterior costra.

También puede apreciarse molestias en la garganta o inflamación de los ganglios linfáticos. Las zonas donde comúnmente puede aparecer son:

  • Garganta.
  • Labios.
  • Encías.
  • Boca.
  • Fosas nasales.
Combatir el herpes labial
Para combatir el herpes labial se pueden emplear cremas antivirales o fármacos a nivel sistémico. Los síntomas pueden durar entre 7 y 15 días.

¿Porqué se producen?

Tras el primer contagio del virus, este puede reaparecer por diferentes motivos, como por ejemplo:

  • Bajada de defensas.
  • Estrés.
  • Tomar el sol en exceso.
  • Menstruación.
  • Cambios hormonales.
  • Fiebre.

Pruebas para detectarlo

Cuando existe un caso de herpes muy repetitivo, o las lesiones son más grandes de lo que se considera normal, se suelen hacer distintas pruebas. La más frecuente es la realización de un cultivo virológico de las vesículas en la fase inicial de la enfermedad.

No te pierdas: Herpes zoster

Tratamiento del herpes labial

Para poder tratar esta patología, se pueden emplear dos tipos de tratamientos. El tratamiento tópico, que se basa en la aplicación de una crema antiviral en la zona. Este tratamiento es efectivo si comienza a aplicarse desde las primeras molestias.

En caso de ser necesario la administración de fármacos a nivel sistémico, se emplean los mismos antivirales pero administrados en comprimidos. Los fármacos empleados comúnmente son:

  • Aciclovir.
  • Farmaciclovir.
  • Valaciclovir.

Se pueden emplear tratamientos como los analgésicos para evitar el malestar. A parte del empleo de fármacos, también existen consejos que pueden mejorarlos o evitarlos:

  • Evitar compartir utensilios con personas que lo presenten.
  • Usar bálsamo de labios para evitar que se sequen.
  • Llevar una dieta sana.
  • Evitar los besos.

En definitiva

El herpes labial es una infección altamente contagiosa causada por el virus del herpes simple. Aunque la infección primaria ocurre en la infancia, puede reaparecer en la edad adulta por diversos factores. Para su control es necesario emplear antivirales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *