República Dominicana…S.O.S.

De forma enérgica y hasta en cierta forma, consciente del peligro que nos avecina, en reunión del pasado 12 de septiembre, 2021, en la cede general de la ONU, el presidente Luis Abinader sobre nuestro vecino Haití expresó, “como una crisis de altísima prioridad y de permanente seguimiento”. Una situación altamente peligrosa, donde señala que ha anunciado la prosibilidad de que la situación de Haití pueda desbordar las fronteras de ese país incidiendo como un factur de inseguridad en la región.  Dejó claramente dicho que, la problemática haitiana no pertenece exclusivamente a la República Dominicana y que debe de ser urgentemente adoptada por la comunidad internacional.

En los sobre dos años del gobierno del presidente Luis Abinader Corona, la República Dominicana ha apoyado y aportado a la comunidad haitiana que cruza al país para atenciones médicas y para hacer negocios, sin límites.  Proveedores por excelencia de todas las necesidades del vecino país, alimenticias como de todos los ámbitos, debido a nuestra cercanía y nuestra estabilidad política y económica.

Durante los años 2008 y 2009, el presidente del momento, Leonel Fernández Reyna, tuvo un acercamiento notable en cuanto a oportunidades educativas para la juventud, con jóvenes haitianos, donde, pudieron crecer y compartir con nuestros jóvenes dominicanos.  En su mandato, donamos la estructura completa para una universidad, en pos de seguir ayudando.  La solidaridad y ayudas desde la República Dominicana a ese vecino país, fueron incalculables tan pronto recibimos las informaciones de la magnitud de los daños causados por el sismo del 12 de enero, 2010.  En ese momento, el apoyo del presidente de turno fue inmediato así como el accionar, enviando hasta nuestros comedores económicos, servicios médicos, donaciones en sentido general, en solidaridad a nuestros hermanos.

Sin embargo, a pocos meses del trágico sismo, publica como tema central de la revista de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana, el artículo de Michael Fairbanks (CEO de SEVEN, fundación filantrópica dirigida a emprendedores), invitado de la con el título de República Dominicana y Haití:  estamos respondiendo con la rapidez necesaria?  inicia su artículo muy bien, con el siguiente párrafo, “Seis meses después del terremoto en Haití, agencias de ayuda internacional han desembolsado menos del 5% de la ayuda prometida”.

Luego, deja a un lado totalmente a las mencionadas agencias de ayuda internacionales, ni tampoco menciona al necesario esfuerzo internacional para tratar de encaminar a la lesionada comunidad.

En cambio, usa las palabras de Thomas Sowell, sociólogo de Stanford quien dice: “necesitamos enfrentar una verdad absoluta que ha persistido por siglos en la historia social – que existen grandes diferencias en la productividad entre los pueblos del mundo, y las consecuencias económicas y otras de tales diferencias”.  Continúa Fairbanks, “es posible que en ningún otro lugar del mundo importen más estas diferencias que en la isla de La Hispaniola”.  Continúa analizando esa utopía y destaca que ”el desafío es crear una prosperidad colectiva en el territorio completo para todos los ciudadanos (de la isla).

He tomado lo anterior expresado, para destacar que el tema no es reciente.  Cómo se atreven a mencionar “esta isla” como un objeto digno de sus opiniones?  Con qué derecho pueden extranjeros venir a opinar en contra de nuestros derechos, nuestra patria, nuestra soberanía, nuestra democracia?  Es indignante leer y escuchar opiniones de este tipo, sobre todo, con un estado como el nuestro y todo el camino que ha debido trillar para llegar a donde nos encontramos el día de hoy.

Entendemos que no debemos quedarnos sólo con el mensaje de nuestro presidente Luis Abinader Corona ante su pedimento de ayuda a Naciones Unidas.  No debemos quedarnos sólo quejándonos internamente y tratando el tema en las redes.  Debemos de inmediato tomar acción y como ciudadanos, exigir a los países poderosos junto a las Naciones Unidas, que tomen la responsabilidad de asistir e iniciar los trabajos de re-organización de Haití. 

“Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud,

corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón

conspiran contra la salud de la Patria”.

  • Juan Pablo Duarte y Diez

Por

María Elena O’Rourke Acosta

Economista, Educadora, pasada Presidente del

Partido Demócrata de los EE.UU. filial R.D. y

Miembro del Instituto Duartiano

22/11/2022

La entrada República Dominicana…S.O.S. se publicó primero en VisionRDN.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.