Indigentes vuelven a hacer vida debajo de los elevados

Mendigos, pordioseros y viciosos han hecho su hogar la parte baja de los pasos a desnivel en el Gran Santo Domingo, como este de la Máximo Gómez con Nicolás de Ovando, donde “viven” bajo precarias condiciones y tienen camas improvisadas y cachivaches.

SANTO DOMINGO,RD.- Harapientos, sucios y maltratados duermen debajo de los elevados a plena luz del día, aquellos ciudadanos que cargan con la desventura de no tener un techo donde pasar la noche, y a los que se les atribuye el nombre de indigentes, mendigos, pordioseros, y en el más extremo de los casos, viciosos.

Son muchas las razones que llevaron a esos individuos hacer de las calles, especialmente de los pasos a desnivel, su único hogar circunstancial donde pululan y pernoctan bajo precarias condiciones.

Si bien es cierto que este accionar no es nuevo en el país, por momentos desaparecen de las vías como por arte de magia, pero luego, tiempo después reaparecen en grandes cantidades para ocupar cualquier espacio público con todos los cachivaches que suelen andar.

En un recorrido que realizó ayer elCaribe se pudo apreciar a estos ciudadanos hacer vida debajo de varios elevados del Distrito Nacional.

Estos mendigos, en esta ocasión fueron vistos en los elevados de la Máximo Gómez con Nicolás de Ovando, el de la 27 de Febrero esquina Yolanda Guzmán, en el sector Mejoramiento Social, así como debajo del puente de Los Hermanos Pinzón, en las inmediaciones del Estadio La Normal en Villa Consuelo.

Este último utilizado por estos sujetos para quemar basura y sacar cobre para posteriormente venderlo como un medio de sustento.

Mientras que en los demás sitios citados duermen y deambulan durante los días y las noches.

Con aparente trastornos mentales y vicios de drogas
Con cambios bruscos de humor, agresividad y con un comportamiento amenazante suelen reaccionar estas personas que viven en las calles ante cualquier sujeto que intenta acercarles, sin necesidad de que represente una amenaza.

Muchos ciudadanos suelen calificarlos como “locos” e “inadaptados”, al expresar que suelen desproporcionarse sin importar que estén en un espacio de uso público por el cual circulan otras personas.

“Ese loco ya es conocido por aquí, siempre está ahí debajo del elevado rara vez sale. A decir verdad no he visto a nadie acercarse ni para ayudarlo o sacarlo de ahí. Es un tipo manso…”, expresó un ciudadano al referirse a un indigente que vive debajo del elevado de la 27 de Febrero.

El lugareño que no quiso identificarse, expresó que a ese mendigo suelen llamarlo “mono” debido a su aspecto parecido a este primate.

Otros deambulan

Mientras unos indigentes se mantienen en un lugar fijo, otros se la pasan deambulando por diferentes vías neurálgicas de esta demarcación como es el caso de Abraham Lincoln con George Washington, por la periferia de la Plaza de la Salud, el Malecón de Santo Domingo, y la zona colonial.

Tienen verjas y aun así se escurren

Algunas de estas obras en los elevados, en su parte baja tienen verjas de seguridad para evitar que estos individuos se establezcan en estos espacios. Sin embargo, aun así ellos se escurren. Escena como esta se observó en los elevados de la 27 de Febrero con Yolanda Guzmán y en una parte del que está en la avenida Máximo Gómez con Nicolás de Ovando. También, estos acostumbran a asentarse en los bancos metálicos de los parques públicos. Este medio pudo apreciar escenas como esta en el Parque Enriquillo en la avenida Juan Pablo Duarte, en el de Dicayagua, que está ubicado en la calle Pepillo Salcedo y en el Ensanche La Fe. También, en la avenida Duarte con Aníbal de Espinoza.

La entrada Indigentes vuelven a hacer vida debajo de los elevados se publicó primero en Red De Noticias .

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.