Un segundo hombre comparece ante tribunal de Dublín por el camión hallado con 39 cadáveres 

Un segundo hombre comparece ante tribunal de Dublín por el camión hallado con 39 cadáveres 

Londres.- Un segundo hombre compareció hoy ante un tribunal de Dublín por su supuesta implicación en la muerte de las 39 personas halladas la pasada semana en un camión frigorífico en un polígono industrial en Essex (este de Inglaterra).

Se trata de Eamonn Harrison, de 22 años y originario de Mayobridge, del condado de Down (en Irlanda del Norte), sospechoso de homicidio por las muertes de 8 mujeres y 31 hombres, cuyas nacionalidades aún no se han establecido.

Paralelamente, la policía ha acusado formalmente en Vietnam a otros dos individuos, cuya identidad no ha trascendido a los medios, por su supuesta participación en actividades de tráfico ilegal de personas al Reino Unido.

Al mismo tiempo, el cuerpo policial hizo este viernes un llamamiento a dos hermanos irlandeses, requeridos también por su supuesta implicación en el escabroso incidente.

Los dos imputados son Ronan y Christopher Hugues, de 40 y 34 años respectivamente, a quienes los agentes interrogarán como sospechosos de los delitos de homicidio y tráfico de personas.

En una declaración hecha hoy desde Belfast, el inspector Daniel Stoten, que lidera la investigación en el cuerpo policial de Essex, confirmó que los agentes han hablado ya por teléfono con uno de ellos, Ronan.

“Ronan y Christopher, entregaos”, señaló Stoten, en un mensaje dirigido a ambos hombres, a quienes pidió “ayuda” para esta investigación.

Según el policía, “cuanto antes” logren los agentes hablar con esos sujetos, “antes” se podrán realizar “progresos” en la indagación.

Los hermanos Hughes mantienen vínculos con Irlanda del Norte y la República de Irlanda y están conectados con industrias de transporte de alimentos por carretera, según sostiene la policía.

Ambos son originarios del condado de Armagh (en Irlanda del Norte) pero cuentan con al menos un negocio en la República del Irlanda.

Por otro lado, el conductor de la cabina del camión, el norirlandés Maurice Robinson, de 25 años, compareció este lunes ante un tribunal británico, acusado de 39 cargos de homicidio y otros delitos.

Según la fiscalía, Robinson formaba parte de una “banda organizada global” de traficantes de personas y comparecerá de nuevo a finales de mes ante el tribunal penal de Old Bailey, en Londres.

En un principio, la policía de Essex consideró que todas las víctimas eran originarias de China, si bien los investigadores tuvieron que retractarse posteriormente y concentran ahora sus esfuerzos en la comunidad de Vietnam.

La organización VietHome, que representa a esa comunidad en el Reino Unido, señaló que ha proporcionado la fotografía de casi una veintena de personas que podrían figurar entre las víctimas mortales.

Por su parte, la embajada vietnamita en Londres ha habilitado una línea de contacto con relación al caso.

En cuanto al camión, los datos revelados por el sistema GPS muestran que el contenedor en el que aparecieron los cadáveres cruzó varias veces entre el Reino Unido y la europa continental días antes al hallazgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *