Un exsacerdote que negó la existencia del coronavirus

Visitas : 102

Un exsacerdote que negó la existencia del coronavirus y ocupó un convento durante meses es arrestado por incitar al suicidio

Según los investigadores, el sacerdote excomulgado controlaba el acceso al convento e incitó públicamente al suicidio a al menos diez monjas de la congregación.

Un tribunal de Moscú arrestó este martes por dos meses a un exsacerdote ruso que negó la existencia de la pandemia de coronavirus y que llevaba seis meses ocupando un convento de monjas en los Urales pese a haber sido excomulgado, recoge TASS.

Sergui (de nombre seglar Nikolái Románov) fue detenido la noche de este martes luego que las fuerzas especiales rusas tomaran por asalto el convento de Sredneuralsk, ocupado por el exsacerdote y vigilado por sus seguidores.

Románov está acusado de inducción al suicidio, arbitrariedad y violación del derecho a la libertad de conciencia y religión, y permanecerá bajo arresto hasta el 28 de febrero.

De acuerdo con los investigadores, a pesar de haber sido excomulgado por la Iglesia ortodoxa rusa, Románov permaneció en el monasterio y restringió el acceso a su territorio, llegando a impedir la entrada a representantes eclesiásticos. El exsacerdote también habría hecho llamamientos públicos para que diez monjas que vivían en el monasterio se suicidaran.

Se informa que el motivo de su detención fue un video publicado en YouTube en el que el exmonje pide a sus seguidores que «mueran por Rusia».

Sergui se declara inocente de todos los cargos. Tras el arresto, los seguidores de Románov publicaron un mensaje de video en el que el exmonje se dirige a sus simpatizantes y dice que «todo está bien».

¿Qué se sabe sobre Sergui?
Nikolái Románov se convirtió en el centro de atención en Rusia el pasado abril después de que durante un sermón declarara que el coronavirus no existe y tachara de «ilegal» el régimen de confinamiento introducido en el país. Sergui aseguró entonces que las autoridades planeaban colocar a sus ciudadanos «en el campo electrónico de Satanás» y que les ofrecerían vacunas mortales con microchips, e incluso maldijo a las personas que ordenaron el cierre de iglesias debido a la pandemia.

Tras estas declaraciones, el Tribunal Eclesiástico le privó de su rango, pero Románov continuó oficiando misas y ocupó el convento de Sredneuralsk. En septiembre, Sergui fue excomulgado. La decisión fue aprobada por el patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kiril, el 19 de octubre.

Antes de consagrarse a la vida religiosa, Sergui trabajaba como policía, pero en 1985 fue acusado de robar bienes estatales y provocar un accidente de tráfico que causó la muerte de una persona. Asimismo, confesó ser culpable de un asesinato durante un asalto y fue condenado a 13 años de cárcel.

Previamente, Románov ya había sido multado dos veces por sus sermones en virtud de los artículos del Código Administrativo por incitar al odio o a la hostilidad y por difundir información falsa.

A principios de octubre, el Comité de Investigación ruso abrió una causa penal por la tortura de niños en el monasterio entre los años 2004 y 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>