Puerto Rico elige a su gobernador y vota su sexto plebiscito sobre si debería ser el Estado nº 51 de EE.UU.

2,6 millones de puertorriqueños elegirán entre seis candidatos en unas elecciones marcadas por la pandemia de coronavirus.

Este martes se celebran en Puerto Rico comicios para elegir al gobernador, el comisionado residente ante Washington, los legisladores de ambas cámaras y los alcaldes de sus 78 municipios. En esta ocasión el abanico de propuestas políticas continúa ampliándose, dinamitando el tradicional binomio bipartidista de los nuevos progresistas y los populares democráticos.

Esta cita con las urnas, aunque totalmente independiente, se celebra a la par que la que tiene lugar este 3 de noviembre en EE.UU., donde se dirime la batalla entre el actual presidente, Donald Trump, y el candidato demócrata, Joe Biden.

¿Qué se elige?

En esta jornada los puertorriqueños elegirán a diversas autoridades y también responderán a un plebiscito. En primer lugar, se votará al nuevo gobernador de la isla, que es el jefe de Gobierno, aunque no el jefe del Estado, puesto que este cargo está reservado al presidente de los EE.UU.

Los ciudadanos de la isla caribeña también elegirán al comisionado residente, un representante de Puerto Rico sin voto en la Cámara de Representantes de EE.UU.; los 30 escaños que componen el Senado; los 51 de la Cámara de Representantes (uno por cada uno de los 40 distritos representativos y 11 por voto único no transferible); y los alcaldes de todos los municipios de la isla.

Además, este martes se celebrará el sexto plebiscito para cambiar la situación legal de este territorio.

Los votantes tendrán que responder a una única pregunta: «¿Debe Puerto Rico ser admitido inmediatamente dentro de la Unión como un Estado?».

En cualquier caso, el plebiscito no será vinculante, puesto que esta decisión es potestad del Congreso de los EE.UU.

¿Quién se presenta?

Hay seis candidatos que han logrado los avales necesarios para participar en la carrera hacia el cargo de gobernador durante los próximos cuatro años:

  • Pedro Pierluisi, del Partido Nuevo Progresista, defensor de convertir Puerto Rico en el estado nº 51 de los EE.UU.
  • Carlos Delgado Altieri, del Partido Popular Democrático, partidario de que la isla continúe con el mismo estatus legal.
  • Juan Dalmau Ramírez, del Partido Independiente Puertorriqueño, que propone un plan económico basado en la redistribución de la riqueza y mejorar la sanidad y la educación.
  • Alexandra Lúgaro, del Movimiento Victoria Ciudadana, una de cuyas principales propuestas es convertir en ley los proyectos de retiro digno a los pensionados de la isla.
  • César Vázquez, del Proyecto Dignidad, que apuesta por una relación donde el estatus de la isla sea consensuado con el Congreso estadounidense, pero donde sean los boricuas quienes tengan la última palabra.
  • Eliezer Molina, independiente y el primer maestro de escuela pública y miembro de las comunidades LGTBIQ en aspirar a ese puesto.

El especial estatus de Puerto Rico

Puerto Rico es un estado libre asociado (ELA) de EE.UU. Sus ciudadanos son estadounidenses, sin embargo, el país tiene un estatus especial.

Su soberanía recae en el Congreso de EE.UU. y los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales estadounidenses, a no ser que residan en uno de los 50 Estados federales.

De esta manera, la política monetaria, la defensa, las relaciones exteriores, así como la mayor parte del comercio entre Estados se encuentran bajo la jurisdicción del gobierno federal. Por su parte, el Gobierno de Puerto Rico tiene autonomía para la política fiscal.

El último referéndum no vinculante sobre el estatus de Puerto Rico se realizó en 2017 y contó con el voto de apenas el 22 % de los ciudadanos. En esa ocasión, por primera vez, la mayoría, con el 97 % de los votos, eligió convertir a Puerto Rico en el Estado nº 51 de los EE.UU.

Este proceso electoral se desarrolla marcado por la pandemia de coronavirus. 2,6 millones de votantes están llamados a las urnas, en esta ocasión con mascarilla y guardando estrictamente las distancias interpersonales de seguridad. Desde el inicio de la pandemia ya se han diagnosticado casi 70.000 casos y los fallecimientos ascienden a 839.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>