Presidente de Bolivia advierte a las Fuerzas Armadas

Visitas : 102

Presidente de Bolivia advierte a las Fuerzas Armadas que «no es posible eludir la justicia» tras las muertes ocurridas durante el gobierno de facto

El mandatario acusó a la gestión de Jeanine Áñez de utilizar al Ejército para enfrentarlo contra el pueblo.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, advirtió este lunes a las Fuerzas Armadas que los responsables de las muertes que se registraron por la represión durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez, no podrán «evadir ni eludir» la justicia.

«Quiero decirle de manera muy sincera a la institución de las Fuerzas Armadas que no es posible evadir ni eludir la justicia», dijo el mandatario durante un acto de la Armada Boliviana en la Escuela de Comando y Estado Mayor Naval ‘Dr. Ladislao Cabrera Vargas’.

Arce instó a las Fuerzas Armadas a colaborar con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la investigación y el esclarecimiento de los hechos, para dar con los «autores intelectuales y materiales» de esos homicidios.

«El gobierno pasado mal utilizó a las Fuerzas Armadas, enfrentándolas al pueblo boliviano. Simplemente por intereses de grupos de personas que buscaban el poder para beneficiarse y enriquecerse de manera ilícita», dijo el presidente de la nación andina.

Masacres
El pasado 23 de noviembre, la CIDH anunció la instalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia), que tendrá la misión de investigar los hechos de violencia y violaciones a los derechos humanos ocurridos en el país, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, en el marco de la crisis social y las posteriores movilizaciones contra el golpe de Estado a Evo Morales.

En su mandato, que tendrá una duración de seis meses, los expertos de la CIDH investigarán las masacres de Sacaba y Senkata.

El 15 de noviembre de 2019, 12 personas fueron asesinadas y otras 125 resultaron heridas durante una represión policial y militar en la localidad de Huayllani, en el municipio de Sacaba, en el departamento de Cochabamba.

Cuatro días después, 10 manifestantes perdieron la vida durante un violento operativo policial y militar, que buscaba despejar una planta de hidrocarburos bloqueada en la localidad de Senkata, en la ciudad de El Alto.

Por su parte, una comisión de investigación de la Asamblea Plurinacional de Bolivia recomendó el pasado 30 de octubre un juicio de responsabilidades contra Áñez por presunto «incumplimiento de deberes, genocidio, asesinato, lesiones graves, lesión seguida de muerte, asociación delictuosa, privación de libertad y desaparición forzada de personas».

Desde el pasado viernes 4 de diciembre, la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados de Bolivia evalúa la solicitud del juicio contra la expresidenta de facto, por su responsabilidad en las masacres tras las elecciones generales del 20 de octubre de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>