Petra De Sutter se convirtió en la política trans de rango más alto

Visitas : 102

Petra De Sutter se convirtió en la política trans de rango más alto en Europa: vice primera ministra de Bélgica

El nuevo gobierno de Bélgica, que asumió el poder el jueves 1 de octubre, marcó dos hitos: puso fin al periodo más largo del país sin autoridades federales y nombró a una persona transgéneroPetra de Sutter, en un puesto tan encumbrado como el vice primer ministerio. La médica y profesora de ginecología, miembro del Partido Verde, es también la primera persona trans que llega a un cargo ejecutivo semejante en la historia de Europa.

A lo largo de su carrera política, De Suttter se ha destacado como defensora del colectivo LGBTQ, de la identidad de género y de los derechos reproductivos de las mujeres, tanto en el Senado belga, en la asamblea parlamentaria del Consejo Europeo o en el Parlamento Europeo, donde desde 2019 fue presidenta de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, destacó LGBTQ Nation. Actualmente, además, es ministra de Empresas Públicas y Función Pública en Bruselas.

Tras jurar ante el rey Felipe como una de los siete vice primeros ministros que integran el nuevo gabinete del ejecutivo belga, De Sutter tuiteó: “Estoy orgullosa de que en Bélgica y en la mayor parte de la Unión Europea la identidad de género no nos defina como personas y no sea un problema. Espero que mi nombramiento como ministra y vice primera ministra pueda desencadenar el debate en países donde todavía no es así”.

El acto, en el que también participaron otros 19 políticos detrás nuevo primer ministro, Alexander De Croo, cerró un periodo récord de 650 días sin poder formar gobierno federal tras la caída del que presidió Charles Michel, liberal. La marca anterior se había registrado entre 2010 y 2011, con 541 sin ejecutivo pleno. El gabinete de De Croo, de 15 ministros y cinco secretarios de Estado, integra socialistas, liberales y ecologistas, todos flamencos y francófonos, y democristianos flamencos. De Sutter es ecologista flamenca.

Deustche Welle recordó que, en una entrevista, la médica contó sobre su transición: “Tenía 40 años cuando decidí convertirme en la mujer que siempre fui, y por esta decisión perdí colegas, gente que conocía e incluso amigos”.

Habló también sobre su compromiso con el colectivo LGBTQ: “Necesito hacer algo por aquellos que no tuvieron mi misma suerte. Tengo un sentimiento muy fuerte de justicia y encuentro muy injusto que la gente en el mundo sufra simplemente por ser quien quiere”. Fue una de las diputadas que demandó que el Parlamento Europeo se pronunciara contra la persecución a las personas homosexuales en Polonia a mediados de 2020, cuando las autoridades detuvieron a 48 activistas LGBTG y prohibieron la presencia de gente de ese colectivo en más de 100 municipios.

La médica y profesora de ginecología, miembro del Partido Verde, es la primera persona trans que llega a un cargo ejecutivo tan alto en la historia de Europa. (Danny Gys/via REUTERS)

Nacida en 1963 en la ciudad belga de Oudenaarde, buena parte de su trabajo político se ha derivado de sus conocimientos científicos, explicó France 24: “Como diputada belga participó en los debates del Consejo Europeo sobre regímenes legales de paternidad. También siguió de cerca las acciones del Comité de Bioética del organismo e incluso presentó un informe sobre los riesgos éticos que implica utilizar las nuevas tecnologías para modificar la genética humana”.

De Sutter se sumó a los Verdes, un partido progresista que promueve la ecología como política, luego de haber pasado por otro movimiento similar, minoritario pero fuerte en la región de Flandes, el Groen. Por estas posiciones ecologistas, durante la pandemia de COVID-19 ha propuesto ante el Parlamento Europeo una reorientación de las inversiones para que la recuperación de la crisis económica que siguió a la crisis sanitaria sea beneficiosa también para el medioambiente.

Tras manifestarse “increíblemente agradecida por la confianza que recibí de mi partido”, De Sutter expresó que estaba dispuesta a “trabajar por un nuevo futuro para todos los belgas” en el nuevo gobierno. El arco de su pasión política va más allá de ser una mujer trans, insistió en una entrevista de 2019 que citó LGBTQ Nation: “No quiero ser reducida a mi pasado transgénero, es una parte de mi identidad. Tengo muchas otras. Quiero que la gente hable de mí por mi trabajo, por mis acciones políticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>