Negociación nuclear entre Irán y potencias mundiales


Visitas :
1.011

Negociación nuclear entre Irán y potencias mundiales entra en fase de «tomar decisiones difíciles»

Los esfuerzos diplomáticos para salvar el acuerdo nuclear de 2015 que bloqueaba que Irán pudiera desarrollar armas atómicas han iniciado hoy una nueva fase, ante la urgencia de llegar pronto a un consenso, y en la que tendrán que tomarse «difíciles decisiones políticas».

«Va a ser muy difícil, va a ser duro. Se tendrán que tomar difíciles decisiones políticas tanto en Teherán como en Washington», resumió el trabajo que queda por delante Enrique Mora, director político del Servicio Europeo de Acción Exterior y coordinador de las negociaciones.

Sentido de urgencia
Que esta octava ronda de negociaciones se celebre en mitad de una temporada festiva muestra, según Mora, la determinación de todas las delegaciones y el sentido de «urgencia» que presiden los contactos.

En las reuniones participan directamente Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia e Irán, los países miembros del JCPOA, el nombre técnico del acuerdo por el que en 2015 Irán se comprometió a limitar el alcance y el tamaño de su programa nuclear, a cambio del progresivo levantamiento de sanciones que ahogaban su economía.

Estados Unidos, que abandonó el acuerdo en 2018 durante la presidencia de Donald Trump (2017-2021), está dispuesto ahora a volver al pacto y sigue los contactos de forma indirecta con una delegación de alto nivel en Viena, intercambiando documentos y mensajes con Irán a través de intermediarios.

Los contactos de Viena tienen un doble objetivo: que Estados Unidos regrese al pacto y que Irán vuelva a cumplirlo plenamente.

Un año después de que Trump dinamitara el acuerdo e impusiera nuevas sanciones a Irán, Teherán comenzó a incumplir los límites impuestos a su programa atómico y a acelerar sus actividades atómicas, hasta el punto de que está cerca de disponer de suficiente combustible nuclear para alimentar una bomba.

Levantamiento de sanciones
«Todas las sanciones (de EE.UU.) están en vigor y vemos cómo Irán está avanzando en su programa nuclear. Tenemos que trabajar en revertir esas dos tendencias y devolver a la vida el JCPOA», dijo Mora al término hoy de la primera reunión de esta nueva ronda negociadora.

El diplomático español explicó que se está trabajando de forma paralela en esos dos temas, y dijo que se ha alcanzado un punto desde el que, si se trabaja duro, debería ser posible alcanzar un resultado positivo.

«Lo que estamos negociando es un texto que incluya medidas prácticas de Irán y de EE.UU. para regresar a un pleno cumplimiento» del JCPOA, añadió.

Aunque consideró que poner fechas límites es una «especulación» que no aporta nada, insistió en que las negociaciones tienen que terminar en un plazo razonable.

«Estamos hablando de semanas, y no de meses», precisó Mora, quien aseguró que «no hay mucho tiempo» para llegar a un compromiso.

De momento, las delegaciones trabajarán hasta este jueves, harán una pausa durante el fin de año debido a que el hotel donde tienen lugar las negociaciones no está disponible esos días, y volverán a reunirse el lunes, 3 de enero.

Los contactos diplomáticos se retomaron a finales de noviembre tras cinco meses de parálisis debido al proceso electoral en Irán del que surgió un nuevo Gobierno ultraconservador, que ha puesto ahora sobre la mesa exigencias que, en un principio, fueron calificadas por los europeos como un paso atrás.

Irán, por su parte, insiste en que sólo volverá a cumplir el acuerdo si se levantan todas las sanciones, no sólo las relativas a su programa nuclear, sino también las impuestas por el desarrollo de misiles balísticos y su injerencia en otros países de Medio Oriente.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, afirmó hoy que para su país lo más importante es el levantamiento de las sanciones petroleras.

«Lo más importante es llegar a un punto en el que el petróleo de Irán se pueda vender fácilmente y sin restricciones y que su dinero se ingrese en moneda extranjera en las cuentas bancarias de Irán», dijo Abdolahian, antes de que se reasumieran los contactos en Viena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *