Ministerio de Salud de Argentina denuncia el hallazgo de 4 millones de dosis de vacunas vencidas que no entregó el gobierno de Macri

Las autoridades pondrán en marcha una causa judicial para investigar por qué no se distribuyeron ni tampoco destruyeron, como obligan los protocolos sanitarios.

El ministro de Salud de Argentina, Ginés González García, denunció hoy el hallazgo de cuatro millones de dosis de vacunas vencidas que el pasado gobierno –encabezado por el expresidente Mauricio Macri– no llegó nunca a distribuir y que estaban guardadas en un depósito frigorífico.

«Los argentinos habíamos comprado las vacunas. Las habíamos pagado. No se habían distribuido a la gente y no se las vacunó. No sé cómo llamarlo a esto, es una barbaridad», reclamó el funcionario al precisar que se encontraron más de dos millones de vacunas antigripales y 600.000 de la vacuna triple.

En un diálogo con la prensa, afuera del frigorífico en donde estaban las cajas almacenadas y vencidas, el ministro manifestó su sorpresa porque la vacunación con la triple, que inmuniza a embarazadas y menores de 11 años contra difteria, tétanos y tosferina, tuvo una cobertura baja en 2018, lo que hace inexplicable que se mantuviera guardada y sin uso.

También señaló que los lotes se descubrieron cuando llegaron al ministerio las facturas por el almacenamiento de las vacunas, lo que demuestra que el de Macri «fue un gobierno al que no le importó la gente, porque gastó la plata del Estado para que después el bien no esté a disposición de la gente, porque simplemente no se distribuyó».

González García ironizó al afirmar que las autoridades del pasado gobierno, de las que dijo que se la pasan en los medios de comunicación criticando y dando consejos sobre el manejo de la pandemia de coronavirus, ahora tendrán que dar explicaciones sobre las vacunas vencidas.

El Ministerio de Salud explicó en un comunicado que en diciembre pasado, al inicio de la presidencia de Alberto Fernández, González García realizó las gestiones pertinentes para eximir de impuestos y liberar de los depósitos de aduana más de 12 millones de dosis de vacunas, lo que permitiría regularizar la estrategia de prevención primaria.

«Algunas [vacunas] llevaban más de siete meses en el depósito de frío de la aduana. Al mismo tiempo, se identificaron alrededor de cuatro millones de dosis de vacunas vencidas en un depósito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, algunas de las cuales datan del año 2015. Ante esta situación, inmediatamente se instruyeron las acciones para reactivar la licitación y los trámites necesarios para la destrucción de los insumos vencidos», explicó.

De manera conjunta, agregó, el Ministerio de Salud y la Sindicatura General de la Nación iniciaron las acciones y sumarios correspondientes, ya que el costo de las dosis que no se aplicaron se estima en 1.400 millones de pesos (alrededor de 19 millones de dólares en la actualidad, pero que en 2015, cuando se adquirieron, equivalían a 100 millones de dólares), mientras que el costo derivado del almacenamiento acumulado en los últimos cinco años, más la destrucción, rondará los 19 millones de pesos (unos 260.000 dólares).

«Cabe mencionar que, promediando el presente año, desde el Ministerio de Salud se solicitó la presencia en el Frigorífico Oneto de la Escribanía General de la Nación, personal de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles y representantes de la Secretaría de Acceso a la Salud, la Dirección Nacional de Medicamentos y Tecnología Sanitaria, la Dirección de Asuntos Judiciales, la Unidad de Auditoría Interna y la Sindicatura General de la Nación, a fin de realizar un inventario y constatar la cantidad y tipo de material almacenado», añadió.

La revelación provocó fuertes críticas contra el pasado gobierno, debido a que la pandemia de coronavirus ha evidenciado la importancia de las vacunas y a que hace apenas dos días la oposición macrista violó la cuarentena y marchó de manera masiva en las calles, a pesar de los riesgos de contagio, para denostar del gobierno, entre otros temas, por su manejo de la crisis sanitaria.

Además, durante su mandato el expresidente había rebajado el Ministerio de Salud a la categoría de Secretaría, lo que fue modificado cuando Fernández asumió la presidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>