Visitas :
5.566

Lavrov expone las condiciones para que Rusia regrese al tratado START III

El canciller ruso aseguró que «la disposición a mantener los límites de las armas estratégicas ofensivas establecidos en el tratado no es más que un gesto de buena voluntad».

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha expresado en una entrevista con TASS publicada este martes que «EE.UU. debe cambiar su comportamiento» para que Moscú reanude los contactos con Washington sobre la participación en el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, conocido también como START III. 

Según Lavrov, EE.UU. debe «volver a los principios civilizados de las relaciones interestatales, incluidos los consagrados en el tratado START», así como «guiarse por los principios de la Carta de la ONU, donde se establece la necesidad de respetar la igualdad soberana de los Estados».

Sin embargo, ahora «sus acciones son directamente contrarias a estos principios», dijo, agregando que «se ha declarado una guerra híbrida contra Rusia, y de gran magnitud».

«En esta situación, con EE.UU. aplicando esta política, no veo qué cambios deberían producirse, si no es en el seno del ‘establishment’ estadounidense y, por supuesto, en el seno del Occidente colectivo, que está completamente aplastado por Washington», declaró el canciller ruso. 

En este contexto, el alto diplomático expresó la esperanza de que «algún día prevalezca la razón, prevalezca la lógica del diálogo, en lugar de la confrontación, prevalezca el equilibrio de intereses, y no la solución de sus problemas geopolíticos a través de guerras híbridas y de otro tipo».

«Pero por ahora no vemos señales de que EE.UU. esté dispuesto a pensar en la necesidad de volver a los orígenes, consagrados […] en los documentos jurídicos internacionales», concluyó. 

Asimismo, el jefe de la diplomacia rusa aseguró que Moscú «suspendió su participación en el tratado por completo» y que «la disposición a mantener los límites de las armas estratégicas ofensivas establecidos en el tratado no es más que un gesto de buena voluntad».

  • El pasado 28 de febrero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó una ley que estipula la suspensión de la participación del país en el tratado, en el marco del cual los Estados firmantes se habían comprometido a reducir sus fuerzas nucleares hasta 700 portadores, 1.550 ojivas nucleares y 800 lanzadores.
  • Subrayó que la medida durará hasta que Moscú determine cómo se contabilizará el arsenal conjunto de la OTAN. 
  • «Antes de regresar a la discusión sobre esta cuestión, debemos entender qué reclaman países de la Alianza del Atlántico Norte como Francia y Reino Unido y cómo vamos a contabilizar sus arsenales estratégicos, es decir, el potencial total de ataque de la alianza», explicó el mandatario.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.