Jamaica se está quedando sin marihuana

Visitas : 102

Jamaica se está quedando sin marihuana

Jamaica, país que se asocia con el reggae y la marihuana, se está quedando sin ‘ganja’. La escasez se generó tras una feroz sequía después de fuertes lluvias que trajo a la isla la temporada de huracanes del año pasado.

Para colmo, un estricto toque de queda vigente a partir de las seis de la tarde —una de las medidas implementadas por el Gobierno jamaicano para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus— impidió a los campesinos ocuparse de los cultivos de la hierba por la noche para abastecer el mercado clandestino.

La falta de mano de obra también repercutió en la situación en un período cuando el consumo local está en aumento en medio del covid-19, por más que la pandemia haya frenado el flujo de turistas extranjeros atraídos por la marihuana.

Expertos dicen que es el peor momento en el mercado del que tienen memoria. «Es una vergüenza cultural», afirmó a AP Triston Thompson, ejecutivo de Tacaya, consultora del naciente sector regulado del cannabis. «El año pasado fue el peor. Nunca perdimos tanto», señaló Thompson. «A veces causa gracia el hecho de que escasee el cannabis en Jamaica», agregó.

Daneyle Bozra, que cultiva marihuana en el sudoeste del país en el antiguo pueblo de Accompong, contó a la agencia que «acabaron con todo». Kernrick Wallace, de 29 años, tiene casi una hectárea de tierra en Accompong, donde cultiva marihuana con la ayuda de 20 personas, y confesó a AP que perdió más de 18.000 dólares en los últimos meses al poder cultivar solo 135 kilos de hierba, en lugar de un promedio de entre 315 y 360 kilos.

Tras reportes sobre la escasez de marihuana en la isla, la Autoridad de Licencias de Cannabis de Jamaica (CLA) declaró que no hay indicio alguno de escasez que afecte a la industria medicinal de cannabis, que está regulada por las autoridades, señala Jamaica Observer. No obstante, la compra legal sale entre 5 y 10 veces más caro que en la calle.

Jamaica autorizó la venta de marihuana para el uso medicinal y en pequeñas cantidades para el consumo recreativo en 2015. A los que pillan con 56 gramos de cannabis o menos deben pagar una pequeña multa, pero no son detenidos ni van a tener un antecedente policial. También se permite a cualquiera cultivar un máximo de cinco plantas, mientras que a los rastafari se les permite fumar hierba con fines sacramentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>