Críticas en Ucrania por la “docilidad” que mostró Zelenski ante Trump

Críticas en Ucrania por la “docilidad” que mostró Zelenski ante Trump

segura que no presionará a “su” fiscal general para investigar al hijo de Biden

No ha quedado en buen lugar el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en la transcripción de la conversación telefónica que tuvo con su homólogo estadounidense, Donald Trump, el 25 de julio. Zelenski mostró su sorpresa después de conocer que sus palabras se habían hecho públicas.

“Creí que iban a publicar sólo su parte”, dijo el mandatario ucraniano. Aunque estuvo de acuerdo con que se publicase, la administración americana no consultó con su oficina cómo iba a hacerlo, añadió.

Se suponía que Zelenski, que antes de irrumpir en política era un popular actor en su país, se iba a desenvolver con una habilidad similar a la demostrada delante de las cámaras o, al menos, con soltura. Pero en esa conversación parece que trata de caerle bien a su colega estadounidense dándole la razón y dejándole llevar la iniciativa.

El dirigente ucraniano intenta justificar por qué dijo que los líderes europeos no ayudaban lo suficiente a su país

En Kíev la transcripción provocó ayer encendidas reacciones por parte de sus opositores, que le vieron demasiado dócil. El diputado Volodímir Áriev, próximo al expresidente Petró Poroshenko, tecleó en Facebook que “Trump mostró a Zelenski de forma muy desfavorecida”. Algunos llegaron a usar la palabra “vergüenza”.

Causó alboroto en la capital ucraniana la impresión de que Zelenski estaría dispuesto a ordenar una investigación del hijo de Joe Biden, posible rival político de Trump en las elecciones 2020. “Me gustaría que nos hicieras un favor…”, le dice Trump para introducir el delicado tema.

El ucraniano se muestra sorprendentemente solícito y promete que nombrará un fiscal general que estudie “a fondo” los temas citados porque será “cien por cien mi hombre, mi candidato”.

¿Represalias?
“En los viejos tiempos, a los espías se les trataba de otra manera”, avisa Trump

Este pasaje incendió las redes sociales y algunos, como el también opositor Mikola Kniazhitski, pedían su “destitución” por intentar controlar al fiscal. Zelenski nombró como fiscal general a finales de agosto a uno de sus colaboradores, Ruslán Riaboshapka.

A Zelenski no le quedó otro remedio que intentar explicarse cuando habló con la prensa en Nueva York: “Tenemos un país independiente y un fiscal general independiente. No puedo presionar a nadie”. Cuando dijo que Riaboshapka es “cien por cien su fiscal general” fue porque es amigo suyo y de su equipo. “Todo mi equipo es mi gente. No son de mi propiedad y no les ordeno qué hacer”, afirmó.

Algunos politólogos han señalado que a Zelenski le faltan tablas. Sonia Kóshkina, que dirige el portal de noticias lb.ua, criticó tanto a Trump como a Zelenski. El americano “se comporta como si todo se le permitiera” y el ucraniano “no pone ninguna objeción, inaceptable” en un jefe de Estado, dijo.

¿Traidor o patriota?
“Espero que otros muestren la misma valentía” y denuncien, pide Schiff, demócrata

También causó sorpresa que Zelenski no parase los pies a Trump cuando este dijo que los europeos, y especialmente Alemania, no habían hecho mucho para ayudar a Ucrania en cuanto a las sanciones contra Rusia por la anexión de Crimea y su apoyo a los separatistas en el este de Ucrania.

Zelenski quiere volver a reunir el “cuarteto de Normandía” (Francia, Alemania, Rusia y Ucrania) para impulsar el proceso de paz. Esta transcripción no le ayuda.

El líder ucraniano también intentó explicarse. Aseguró estar agradecido a los líderes europeos por su ayuda, y aclaró que la conversación con Trump se produjo en un momento “difícil” después de que la Asamblea del Consejo de Europa readmitiera a Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *