Arreaza lamenta que Argentina se dejara “arrastrar” por el Grupo de Lima para emitir un voto contrario a Venezuela en el consejo de DDHH de la ONU

El jefe de la diplomacia venezolana consideró que Buenos Aires no debe «prestarse a estrategias de gobiernos cartelizados» para «agredir y desestabilizar» a otros países.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, lamentó que Argentina se dejara «arrastrar por las pretensiones intervencionistas y hostiles del Grupo de Lima», luego de que Buenos Aires votara por un proyecto de resolución contrario al respaldado por Caracas en materia de derechos humanos.

La votación se llevó a cabo el martes, en la sede de la ONU en Ginebra, donde se plantearon dos resoluciones. Ahí, la representación de Argentina votó a favor de la propuesta presentada por el Grupo de Lima, que planteó la permanencia por dos años de una misión independiente de la ONU —que ya ha sido cuestionada por Caracas— en Venezuela, para hacer seguimiento del tema de los derechos humanos.

La otra propuesta, planteada por Irán, Siria, Turquía y Venezuela, buscaba «fortalecer la cooperación real y el diálogo entre la Oficina de la Alta Comisionada» y Caracas, en materia de derechos humanos, y fue la que Buenos Aires «no apoyó».

«La Diplomacia argentina no debería prestarse a estrategias de gobiernos cartelizados que instrumentalizan e ideologizan los derechos humanos para agredir y desestabilizar países soberanos», dijo hoy el canciller venezolano en referencia al Grupo de Lima, un cónclave hostil con el gobierno de Nicolás Maduro y que no lo reconoce como presidente.

Arreaza también recordó que «EE.UU. y sus satélites llevan años usando los derechos humanos para interferir en Venezuela».

Tensión entre ambos países

La actuación de Argentina el pasado martes en esa votación sobre Venezuela en la ONU generó una fuerte tensión entre ambos países.

Tras lo sucedido, la embajadora de Argentina en Rusia, Alicia Castro, presentó su dimisión a ese cargo. «No podría seguir instrucciones de Cancillería que no comparto y que considero reñidas con el interés de la Nación», dijo.

Tras la dimisión de Castro, el canciller argentino, Felipe Solá, afirmó en Twitter que su Gobierno «mantuvo siempre la misma posición sobre Venezuela» y que votó en Ginebra «a favor del documento que estimó más adecuado».

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, también se pronunció. Durante la transmisión de su programa de televisión semanal ‘Con el mazo dando’, expresó: «Unos presidentes llegan y defraudan. En 2009 todavía teníamos gobiernos amigos».

Acusó de «tibieza» y «frialdad» al Ejecutivo de Alberto Fernández y señaló que «está muy molesta la gente en Argentina» por su posición.

«Yo creo que dije eso en enero: uno la tibieza la percibe. A veces esa tibieza ni siquiera llega a tibio. Esa frialdad uno la siente, la percibe, es capaz de predecirla, inclusive», enfatizó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>