Wall Street despide con récords el volátil año de la pandemia


Visitas :
103

Wall Street despide con récords el volátil año de la pandemia

Wall Street despidió con récords este jueves un volátil año marcado por la pandemia de covid-19, que puso fin al ciclo alcista más largo de la historia y, tras un breve mercado bajista, dejó paso a un periodo fulgurante para los mercados, entre el desarrollo contrarreloj de las vacunas y las elecciones presidenciales en EE.UU.

En 2020, el Dow Jones de Industriales se ha revalorizado un 7%; el selectivo S&P 500 un 16% y el índice compuesto Nasdaq un meteórico 44%, su mejor retorno desde 2009, en parte gracias los grandes valores tecnológicos que se han beneficiado de la etapa de confinamientos y de la digitalización del trabajo y el ocio.

El 16 de marzo se vivió un “lunes negro” como no se había visto desde 1987, cuando la paralización económica ordenada por países y regiones para contener los contagios del virus provocó ventas de pánico, y una semana después el S&P 500 tocó fondo, acumulando una pérdida del 34% desde el comienzo del año que no tardaría en borrar.

Espoleados por los estímulos del Gobierno de Donald Trump y un despliegue de ayuda monetaria sin precedentes por parte de la Reserva Federal, los mercados salieron del mercado bajista más corto de la historia en 33 días y surfearon la cresta de una ola de compras liderada por Apple, Alphabet, Amazon, Microsoft, Facebook o Tesla hasta alcanzar nuevos récords del 18 de agosto.

Nombres propios
La estrella para muchos analistas ha sido el fabricante de automóviles eléctricos Tesla, que entró en el grupo del S&P 500 este mes de diciembre y se ha disparado un 743% desde el comienzo del año, propulsando a su fundador y consejero delegado, el polémico Elon Musk, al segundo puesto en la lista de las mayores fortunas del mundo por detrás de Bill Gates.

En el S&P 500, a Tesla le han seguido la plataforma de venta de productos artesanales de minoristas Etsy (300%), la productora de chips Nvidia (120%) o la firma de pagos por internet Paypal (113%), mientras en el Nasdaq han destacado las empresas de “quedarse en casa” como Zoom (400%), de videoconferencias, o Peloton, de máquinas de “spinning” (434%).

La peor parte se la han llevado las acciones relacionadas con el turismo, como aerolíneas, cruceros y hoteles; y a la vez han compartido el foco bursátil tanto las grandes farmacéuticas como pequeñas biotecnológicas que han trabajado contrarreloj en vacunas y tratamientos para combatir la pandemia, como Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

Precisamente estas últimas empresas, con sus prometedores resultados de efectividad, siguieron dando razones para el optimismo a Wall Street en los últimos meses del año de la pandemia, sobre todo después de las broncas elecciones presidenciales el 4 de noviembre, en las que no hubo “ola demócrata” como preveían las encuestas y se alargó el conteo de votos.

Otros mercados
En otros mercados, el petróleo de Texas ha perdido un 20% de su valor y se sitúa en US$48.52 tras el fuerte desplome de abril, en el que por primera vez los contratos del WTI alcanzaron un precio negativo; y para el oro este ha sido el ejercicio más brillante en una década, revalorizado un 20% hasta los US$1,900 la onza.

La criptomoneda más popular del mundo, el bitcóin, también ha vivido un año sin igual: superó por primera vez los US$20,000 en diciembre y ha llegado a tocar los 29.000 en los últimos días, impulsado por el apoyo de empresas como Square o Paypal.

Los analistas señalan que, gracias a las cero comisiones que ofrecen cada vez más plataformas de corretaje en EE.UU., los pequeños inversores han acudido en masa al mercado hasta el punto de representar un 25% de la actividad bursátil en 2020, según Citadel Brokerage Securities, lo que ha influido también en la gran recaudación de las últimas salidas a bolsa.

Tres de las salidas a bolsa más exitosas en la plaza estadounidense se han producido precisamente este año: Airbnb, Doordash y Snowflake, mientras que a su vez se ha disparado la popularidad de las operaciones a través de “empresas de cheque en blanco” o SPACS, cotizadas que se fusionan con firmas emergentes para sacarlas al mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>