La economía española rebotó un 16,4% en el tercer trimestre,


Visitas :
103

La economía española rebotó un 16,4% en el tercer trimestre, tres décimas menos de lo avanzado

La economía española abandonó la recesión en el tercer trimestre del año tras registrar un crecimiento del PIB del 16,4% entre julio y septiembre, su mayor avance trimestral en la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que arranca en 1970. No obstante, este crecimiento es ligeramente menor al avanzado a finales de octubre, cuando los indicadores apuntaban entonces a un repunte del PIB del 16,7%.

Este cálculo es ya definitivo al incorporar todos los indicadores económicos del trimestre e implica que la tasa es 34,3% puntos superior a la del segundo trimestre, cuando la economía española se desplomó un 17,8% en su segundo descenso sucesivo.

Pese a la remontada experimentada de julio a septiembre, la economía está todavía lejos de recuperar el nivel previo a la crisis, ya que en comparación interanual el PIB cayó el 9% en el tercer trimestre y la renta nacional bruta disminuyó un 7,8%.

El crecimiento del tercer trimestre se explica por la notable recuperación de la demanda nacional, que aportó 15,6 puntos al crecimiento, con un aumento del 20,8% de consumo de los hogares y del 42,6% de la inversión empresarial. Por su parte, la demanda externa aportó 0,8 puntos al avance trimestral, con un incremento del 29,9% de las exportaciones y del 27% de las importaciones.

También el empleo contribuyó al avance trimestral, con una recuperación de las horas trabajadas del 24,7%, tasa que baja al 16% si se mide en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Desde el lado de la oferta, todas las actividades registraron avances, salvo la agricultura, que retrocedió un 1,2% después de haber sido la única actividad que mantuvo el crecimiento en lo peor de la crisis. La industria avanzó un 26,2%; la construcción, un 22,5%; y los servicios, un 14,9%, con un crecimiento del 43,2 % para el comercio, transporte y hostelería.

Caída interanual
En comparación con un año antes, la demanda nacional aportó 7,2 puntos de la caída del 9%, en tanto que la demanda externa contribuyó con 1,8 puntos.

El consumo de los hogares se redujo un 10,5% respecto al año anterior y la inversión, un 9,6%, mientras que las exportaciones cayeron un 19,3% y las importaciones, un 15,4%.

El valor añadido bruto de todas las actividades siguió retrocediendo respecto al año anterior, salvo para la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, que creció un 3,7%, y para la administración pública, educación y sanidad, que aumentó un 1,7%. Comercio, transporte y hostelería se mantuvieron como las ramas más afectadas con una caída del 22,2%.

Las horas trabajadas se redujeron un 6,2% respecto a un año antes, mientras que los puestos equivalentes a tiempo completo bajaron un 5,5%, lo que supone una pérdida de 1.012.000 de puestos de trabajo. La variación interanual del coste laboral unitario se situó este trimestre en el 4,7%.

La renta nacional bruta y la renta nacional disponible bruta crecieron un 16,6% y un 17,1%, respectivamente, respecto al trimestre anterior, si bien retrocedieron un 7,8% y un 7,7% frente a un año antes.

El retroceso anual de la renta nacional bruta se explica por la caída del 4,8% de la remuneración de los asalariados, del 8,2% del excedente de explotación bruto (márgenes empresariales) y del 19,1% de los impuestos netos sobre la producción y las importaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/body>