Expertos en Hong Kong pidieron realizar una “autopsia detallada”

Visitas : 101

Expertos en Hong Kong pidieron realizar una “autopsia detallada” para determinar si la muerte de un hombre de 71 años está vinculada a su vacunación contra el COVID-19

La persona, que fue inmunizada con el inoculante de Sinovac, no tenía enfermedades preexistentes conocidas. Dos casos similares ya fueron descartados.

Un comité de expertos que monitorea los efectos secundarios del programa de inmunización contra el COVID-19 en Hong Kong pidió que se realice una “autopsia detallada” para determinar si la muerte de un hombre de 71 años está vinculada a su vacunación.

Se trata del quinto caso de esta naturaleza que es evaluado por las autoridades sanitarias del territorio semiautónomo. La conclusión de los cuatro anteriores fue que no había nexo directo entre la reciente inoculación y el desenlace: dos debieron ser ingresados en unidades de cuidados intensivos mientras que un hombre de 63 y una mujer de 55 murieron.

No obstante, este último caso -el tercer deceso de una persona tras ser inoculada- se distingue de los otros porque no está claro si padecía alguna condición preexistente, según reportó el medio South China Morning Post.

El hombre recibió la vacuna desarrollada por el laboratorio Sinovac el pasado 3 de marzof fue ingresado al hospital el domingo con síntomas no especificados y murió al día siguiente. “Teniendo en cuenta que el paciente murió poco después (de ser hospitalizado) necesitamos más información de la autopsia para hacer una evaluación”, dijo el doctor Lee Cheuk-kwong, uno de los titulares del comité.

El departamento de Salud de la ex colobia británica publicó un comunicado en el que indicó que “en base a la información disponible, no hay una preocupación particular con respecto a la vacuna (de Sinovac)”. Pero agregó que los “pacientes con enfermedades crónicas severas y no controladas no deberían recibirla”.

Las otras dos personas cuyas muertes tuvieron lugar poco después de ser vacunados fueron una mujer de 55 años y un hombre de 63. La primera sufrió un accidente cerebrovascular cuatro días después de ser inoculada, pero las autoridades indicaron que “en base a información iniciale de la autopsia, la causa de muerte no estaba vinculada a su inmunización”.

El mismo fue el caso del hombre de 63 años, que recibió la vacuna el 26 de febrero en uno de los centros de vacunación instalados por el gobierno, y dos días después sufrió dificultades para respirar. Fue por su cuenta al hospital pero falleció ese mismo día, informaron las autoridades sanitarias en un comunicado la noche del martes.

No obstante, el cuerpo también descartó conexión alguna entre el deceso y su vacunación, lo mismo que un hombre de 80 años y una mujer de 72 que debieron ser ingresados a unidades de cuidados intensivos durante los últimos días.

Las autoridades recibieron otros 16 reportes sobre casos de efectos adversos y 45 hospitalizaciones consecuencia de síntomas como mareos y palpitaciones. Ninguno revistió mayor gravedad.

Hong Kong usa actualmente la vacuna de Sinovac para inocular a su población. Comenzó su campaña el 21 de febrero y el ritmo todavía no ha tomado velocidad: según el sitio de estadísticas especializado Our World in Data, al 3 de marzo -último día del que hay datos disponibles- se habían administrado 0,69 dosis por cada 100 habitantes. El inoculante requiere de dos dosis para generar una respuesta inmune completa, administradas con dos semanas de diferencia. Al martes (hora local), la ex colonia británica ha reportado 11.099 casos positivos y 202 muertes, una de las cifras más bajas a nivel global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *